sábado, 13 de septiembre de 2008

Tú y tus manos

Tú y tus manos llegaron a mi vida en el momento más inesperado, más agitado y más tenso.

No quiero pensar en nada, por ahora. Sólo refugiarme en el recuerdo del contacto de tus manos cuando las cosas se ponen complicadas, es un verdadero bálsamo.

Gracias por ese instante en mi vida, no lo olvidaré...

3 comentarios:

Seba dijo...

Uuuff, la pérdida, todo un tema para mi... bueno, supongo que para todos.

Abrazos y fuerza, Val.

A pesar de que no nos conocemos tanto te aprecio mucho.

¡Besotes!.

Seba.

ines dijo...

gracias, seba, yo también te quiero a la distancia, a veces la amistad virtual es mejor que la real, todo un tema, pero en fin
se agradecen tus abrazos y palabras de ánimo :)

Seba dijo...

Sí, sí, el cuento viejito, pero inédito sirve de todas maneras!!.

Abrazos.