martes, 3 de noviembre de 2009

Cambios

La vida está llena de cambios, lo importante es ser lo suficientemente flexible para adaptarse y no dejar que te afecten negativamente.

Uno escoge si quiere que su vida sea miserable por las cosas que pasan o no.

Yo  me considero una persona de pensamiento positivo y me cuesta oír quejarse a los demás constantemente. En eso soy bastante intolerante algunas veces. Me refiero a reclamar por situaciones que no está en tus manos cambiar o mejorar.

Las quejas son un ruido blanco.  En ocasiones las oigo, pero no las escucho. Llegan a mis tímpanos, pero no a mi cerebro.

Generalmente me tomo todo con humor y creo que todo tiene solución y que si no la tiene, no sirve preocuparse porque no se puede solucionar.

Existe la posibilidad real de que cualquiera de nosotros muramos ahora. Sí, en este mismo instante, incluso esa persona que adoras (tu papá, tu mamá, tu hijo, tu hija, tu mascota), pero ¿vale la pena pensar en eso? ¿Sirve de algo preocuparse por ello? Vivirás aterrado sin solucionar nada.

Los cambios deben ser enfrentados con valor y entereza. No importa lo que pase, siempre hay que mantener la dignidad.

1 comentario:

alfredo dijo...

es cierto, pero en el momento de enfrentar las desgracia sufrimos. ¿que pasa despues?, quedamos con el miedo a que suceda.

esta claro que la gente que se queja es molesta, te lo digo porque yo soy asi xD, pero necesitamos a veces desahogarnos. concuerdo que hay que cambiar la actitud y tratar de tener esperanzas, indudable.

pero, dejennos llorar un poquito despues del duelo xD. es necesario xD

saludos

(y como te envidio, quiero jugar guitar hero xD)