viernes, 2 de julio de 2010

E-mail de despedida para mis compañeros de trabajo

Queridos amigos y amigas:

Ha llegado para mí el momento de emprender nuevos rumbos en el ámbito laboral. Desde el próximo lunes estaré trabajando para otra organización en el Sistema de Gestión de Calidad.

Por una parte estoy muy contenta y por otra bastante triste y nostálgica. Ustedes han sido mi segunda familia por más de cinco años y me cuesta pensar que ya no los veré todos los días. Pero me llevaré un recuerdo muy especial de cada uno de ustedes, de su amistad, compañerismo y profesionalismo. Gracias.

Cómo olvidar todos los momentos alegres y entretenidos que pasamos preparando las actividades del Día de la Música con el Comité Recreativo, aunque quisiera, no puedo, porque hay fotografías incriminatorias de todas mis locuras en pro de la victoria de mi alianza.

Ahora sí en serio, gracias a todos por sus sonrisas, sus saludos diarios y su cariño. Si cometí algún error, por favor perdónenme y guarden lo bueno de todos estos años de trabajo y compañía.

Verdaderamente ha sido un agrado trabajar con ustedes y espero nos encontremos nuevamente en esta vida que es chica como un pañuelo.

Un abrazo grande y hasta siempre.