domingo, 22 de febrero de 2009

Mis Obsesiones

Sí, vivo obsesionada con mi peso, con los dolores, las ofensas y las traiciones del pasado.

Me obsesiona obsesionarme.

Soy un oso de peluche en medio de un cuarto abarrotado de juguetes y ningún otro oso de peluche.

"No tengo hambre, no tengo hambre, no tengo hambre..."

2 comentarios:

Seba dijo...

Así somos los obsesivos, pero alégrate, el TOC es el mal de los privilegiados (hay que buscarle el lado amable).

XD

ines dijo...

digamos que yo tendría este que encontré en wikipedia:

- Atormentados y obsesivos puros: experimentan pensamientos negativos reiterados, que resultan incontrolables y bastante perturbadores. No obstante, a diferencia de quienes sufren los demás tipos de T.O.C., no se entregan a comportamientos reiterativos de tipo físico, sino rumiaciones mentales.

Pero todavía los controlo, creo :P