martes, 16 de diciembre de 2008

miedo al amor

ayer le contaba al gringo que me daba miedo enamorarme y no ser correspondida, y él me dijo algo sorprendente, al menos para mí: "claro, siempre existe también el miedo de que se enamoren de ti, no poder corresponder y hacer sufrir a la otra persona"

¡plop!!! a mí no sólo no me ha pasado nunca algo así, si no que ni siquiera se me ocurre la posibilidad de sentir ese miedo antes de empezar una relación

¿soy egoísta? ¿indiferente? ¿no me importa el otro? ¿o será de mi inseguridad no me permite contemplar ese escenario?

me inclino por lo segundo, sé que es loser, pero bueno, es lo que es no más

mi autoestima no es tan grande como para figurarme que alguien sufriría por mi amor, al contrario, siempre se me pone en la cabeza que mi amor no es nada para el otro, que no le interea y que luego de mí vendrá alguien muchísimo mejor

pero no es un trauma de relaciones pasadas, porque sólo dos veces terminaron conmigo (y en una de ellas me negué terminantemente a volver), me ha correspondido el papel de verdugo de las relaciones el resto del tiempo, por lo tanto la experiencia no debiera determinar sentirme poco querida

sin embargo es así, se me ha ido quitando con el tiempo, pero hasta hace unos pocos años preguntaba al pobre de turno "¿me quieres?" incansablemente durante años y a pito de nada, como algunas mujeres preguntan "¿en qué piensas?", yo tenía mi propia versión

en fin, muero de sueño, dejaré el análisis para mañana, buenas noches

3 comentarios:

Seba dijo...

Demás, pero igual la otra posición es ultra narcisista... o sea, "claro que siempre existe el miedo a que se enamoren de mi y no poder corresponder", o sea!!.

Anyway, igual el amor es una mierda basada en el narcisismo, aunque tome ropajes y disfraces diferentes.

Kobal dijo...

Yo creo que ambos miedos son iguales de válidos. Al empezar una relación cualquiera de las dos cosas puede pasar. Y ambas son mala onda. Para uno y para la otra persona. Por eso cuando algo resulta es increíble porque como casi todo en el universo, es la suerte. Pero a mi me ha tocado sufrir ambas cosas y ambas son super tristes.

ines dijo...

sigo sintiendo muchas ganas de preguntar si me quieren a cada rato, de hecho, ahora se lo pregunto a mi mamá, que sé me va a querer aunque me convierta en el ser más horrendo del Universo
pura inseguridad, supongo
con unos 10 años de costosa terapia se va...