viernes, 15 de mayo de 2009

Para variar cansada

Tengo el mal del santiaguino, vivo agotada, somnolienta, corriendo, de micro en micro, de taco en taco, de reunión en reunión y así...

Anoche el corazón me pasó la cuenta, me dijo "¿qué chucha te creís, cabrita? ¿que tenís 20 años? ¡para el hueveo!!!" y tan abruptamente como empezó su loca carrera hacia ninguna parte, la terminó.

Debo descansar, debo relajarme, debo desconectarme, debo pensar en mi salud, debo...

Nada importa, mañana sábado trabajo medio día, no saben lo pésimo que me viene. A veces me aburre sobrevivir, quisiera vivir un poco.

Buenas noches.

2 comentarios:

alfredo dijo...

no trabaje tanto, que despues falta tiempo... xD

Kitty Valerie dijo...

nah, si no trabajara tanto, me aburriría como bestia

lo mejor es atontarse con pega para no pensar, no sentir...