jueves, 11 de junio de 2009

!"·$%"·$%&·$&5#@#€~€@#~¬@#¬


Pucha que tengo rabia. Mi corazón me hizo un numerito nuevamente, pero esta vez dos días seguidos (anoche y la noche anterior) y dos veces en una misma noche.

Alcanzó tranquilamente las 136 pulsaciones por minuto. Por si usted no lo sabe esto es muchísimo, el corazón late normalmente entre sesenta y ochenta veces por minuto, si el paciente está estresado o haciendo ejercicio, puede alcanzar cientoveinte ppm durante algunos minutos hasta que se interrumple la actividad.

Pero el mío no, hace lo que quiere y no hay nada que yo pueda hacer para detenerlo. Anteayer pensé que se había originado en que había tomado la dosis de medicamentos muy tarde. Pero ayer el primer episodio fue mucho antes de la hora en que debía tomarme el remedio y el segundo fue pocos minutos después del horario normal de la toma, la cual realicé inmediatamente, pero aún así la taquicardia duró más de media hora.

Estos ataques no se pueden atribuir a ninguna razón puntual como anteriormente, en que retrasaba la ingesta de la dosis o trabajaba demasiadas horas al día. Ayer llevé una vida totalmente normal. No caminé desde el metro a mi casa porque quería llegar temprano para salir a comprar. Tomé el auto, me compré unas preciosas botas rosadas en Gacel y una polera de Kiss para la tocata del sábado y regalos de cumpleaños que tengo que hacer por compromiso. No tomé alcohol, no comí nada distinto a lo común. Ni tampoco me sentía resfriada ni enferma del estómago.

No lo entiendo. Pero tengo una sospecha, todos los episodios se producen aproximadamente a la misma hora en la noche, por lo que imagino que la dosis del mediodía no es suficiente. En fin, mi cardiólogo tendrá que decidir, faltan cinco días para que lo vea...

1 comentario:

alfredo dijo...

arritmia? ataques de panico?

se descartó patologia?