viernes, 12 de junio de 2009

Cómo Twitter ha cambiado mi vida



Twitter no ha cambiado mi vida social en absolutamente nada, encuentro que es igual que el estado de los demás en MSN Messenger.

Sin embargo, la forma en que me informo ahora es totalmente distinta. Nunca más ví las noticias en televisión, sigo en Twitter todos los canales de información del mundo que me parecen interesantes (diarios, canales de televisión, radios, etc.), desde Discovery News hasta El Mostrador, leo los titulares y sólo abro los enlaces de los que me interesan. Rápìdo, fácil y práctico.

El estado no lo actualizo casi nunca, porque me parece una lesera poner "estoy almorzando" o "llegando al trabajo" (¿a quién le importa eso? Ni siquiera a mí me interesa estar conciente de lo que hago a cada momento). Y no tengo ninguna fascinación por perder el tiempo en buscar frases "ingeniosas" o hacerme la inteligente. Cuando tengo algo que decir lo pongo y si no, no. Y punto.

El video de esta entrada estaba en el blog del Seba y lo encontré tan bueno, que se lo copié. Es graciosísimo, véanlo. Nos leemos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

a mi me cambio la vida, bueno, no la vida, sino la forma de llegar a la informacion. Con la net, la TV pasó a segundo plano, puesto que vamos a la info que nos interesa.

sí me he hecho adicto a tuiter, el msn nunca fue lo mio. sí escribo idioteces y actualizo constantemente. sé que nadie lee ni le interesa que es lo que hago constantemente, pero tengo un impulso grande de contar todo lo que hago y/o pienso.

lo malo es la sobreexposicion, que me trae problemas con el mundo, pero ya aprendi a regularme.

tuiter tiene algo. el facebook nunca me gustó. quizas porque odio a la gente y no quiero saber de nadie que pasó por mi atormentada vida.

por eso, voy a tuitear que te comenté

saludos

alf.

Kitty Valerie dijo...

Yo también me he hecho adicta a Twitter que, como todas las herramientas tecnológicas, te da una experiencia distinta según cómo lo uses.

Yo principalemente sigo periodistas y medios de comunicación, sobre todo al principio. Ahora he hecho un par de amigos y sigo a intelectuales, actores, museos, comunidades de arte, de cine, en fin, amplié bastante mi espectro.

Twitter ha sido muy bueno y complementado con TweetDeck aún más.

A mí tb. me carga Facebook, lo uso casi exclusivamente para compartir álbumes de fotos y mantenerme en contacto con los rockeros. Lo que me enferma es que todo el mundo se pone a hacer tonteras de quizes y abrir galletas de la fortuna, que a uno le llegan como spam ¡Una verdadera lata!!!